Noticias

Noticias

Fue así que ubique al  autor de las fotos, Monoandes, quien me dio la ubicación clave para iniciar la caminata desde el camino que lleva al final del valle de Pehuenco. Para mi buena suerte también pude contar con la compañía del sabueso Jose Miguel Quintas y Aron Gonzalez, teniendo en cuenta que la dinámica de estas ascensiones requiere de mucha paciencia y olfato para decidir y quizás repetir dirección de senderos y rodeos varios. La ayuda de nuestro GPS y la inclusión de las coordenadas de la cumbre del cerro fue clave para nuestra correcta orientación. Además, el uso de nuestras bicicletas considerando que mi furgoneta no iba a poder avanzar a lo largo del extenso camino del valle de Pehuenco.


Salimos de Temuco a las 05:30hrs;  a las 08:00hrs estábamos entregando nuestra cartilla de ascensión, conforme a protocolo de Club en carabineros de Lonquimay. Ya en camino a Liucura, llegamos al cruce de inicio valle de Pehuenco, encendemos el GPS y comenzamos a adentrarnos por el particular camino que poco a poco se fue convirtiendo en una huella de tierra con numerosos esteros pequeños, los cuales sobrepasamos sin inconvenientes. Nos encontramos con algunos lugareños, a quienes al consultarles si íbamos bien en la ruta, no dudaron en reclamarnos que evitáramos andar "traficando", lo cual nos causó bastante risa. Recordemos que estamos casi en la frontera con Argentina.


Finalmente después de varias idas y venidas, decidimos detenernos ante un profundo estero, el cual no quise arriesgar cruzar en mi furgoneta. Iniciamos nuestra primera avanzada en bicicleta en donde nuestro compañero Aron se bautiza de un piscinazo en el estero al internar cruzarle en bici. Después del ataque burlón de risa respectivo y Aron repuesto y cambiada la ropa, iniciamos nuestra travesía en bici hasta un puesto de avanzada por ahora abandonado. Seguimos ascendiendo por la empinada cuesta hasta que se pierde totalmente el sendero y ya no es viable el uso de las bicicletas (solo imaginar cómo será el descenso en ellas). Con la orientación del GPS seguimos ascendiendo hasta subir a la meseta y ya vislumbrar el imponente cerro Piedras Lajas. Continuamos en dirección, pero los impenetrables Ñirres nos obligan a hacer un rodeo no menor.


Poco a poco vamos ganando altura, casi al llegar al filo cumbrero nos reagrupamos y José Miguel me dice: " ya perro...la cumbre es suya, "obviamente continuamos juntos, el filo cumbrero es  impresionante; hacia el Oriente esta aún nevado y se aprecia el hermoso valle de Tralilhue.

Siendo las 14:30hrs llegamos a la cumbre (2.176 msnm), una vista espectacular, una suave brisa nos acompaña. No logro comunicación radial VHF (pasando por algún repetidor), pero Jose Miguel tiene cobertura Entel y nos comunicamos con nuestro presidente de Club Claudio Gómez. Después de comer, hidratarnos, descansar y fotos de rigor iniciamos el regreso. Recuperadas las bicis iniciamos el descenso que no estuvo exento de chascarros.

A las 21:00hrs ya disfrutando unos sanguchotes en Curacautín, y finalmente en Temuco a las 23:30 hrs, felices de haber disfrutado de una nueva aventura en nuestra hermosa cordillera.

 

Participan de la salida: José Miguel Quintas

Asociación de Montaña Araucanía

Revisa el Clima

Rutas: andeshandbook.org

Registro

Ingreso de socios

Síguenos en nuestro canal

Federacion Andinismo Chile

Siguenos en Facebook

SIGUENOS EN FACEBOOK